"Loading..."

Madison Peru

El efecto recuerdo en la organización de eventos

El efecto recuerdo en la organización de eventos

El conocido como efecto recuerdo está siendo actualmente ligado al concepto del neuromarketing. Tendencias relacionadas con el marketing sensorial están potenciando el principal objetivo de las marcas: que su mensaje perdure en el tiempo. El periodo vital de una acción comunicativa es cada vez menor, aspectos como la saturación, la pasividad, o la exigencia de los consumidores, son algunas de las causas. Las marcas pretenden que sus campañas publicitarias adquieran una dimensión mayor, y ya no nos referimos al tamaño (pues la segmentación es una de las claves de su eficacia), sino a la trascendencia temporal que tienen. El mensaje de una empresa ha de alcanzar a su cliente potencial en una primera fase, después influenciarle, y en último paso, prolongar esa influencia en el tiempo.

El efecto recuerdo no es algo que pretendan lograr las marcas tan solo con acciones de marketing, sino que en otros ámbitos como el de la organización de eventos, se han ido incorporando procesos que fomenten este factor. Las acciones comunicativas de las marcas en los eventos son más susceptibles de ejercer influencia sobre los asistentes, ya que forman parte de su público objetivo. Por lo tanto, el sentimiento positivo del consumidor o el éxito en la organización del evento, no son los únicos objetivos existentes, sino que además, hay que añadir que el mensaje perdure en la memoria del público, pues es un factor que ha pasado a ser clave.

Contextualizar el efecto recuerdo en una de las acciones post-evento no alcanzaría a abarcar toda su dimensión, pues más que un aspecto puntual, más que una estrategia de medición, es un proceso de comunicación. Pero, tomando por referencia el marketing sensorial como una tendencia clave para potenciar ese efecto recuerdo, incluir este tipo de acciones en nuestros eventos, pueden ser una acertada forma de que nuestro mensaje perdure en la mente del asistente.

Cabe destacar que los recuerdos pueden ser desencadenados por experiencias sensoriales: la melodía de una canción, el olor de una comida familiar, las fotografías de una celebración con amigos, etc. Sin embargo, es preciso diferenciar entre las imágenes que conservamos en nuestras mentes, que incorporan el contexto y la interpretación concreta de una situación, y las que son capturadas por una cámara, que no cuentan con ese background. Por ello, al asistir un evento, el potencial de influencia es mayor que al visionar un spot, al contar con ese contexto que permitirá que el efecto recuerdo se prolongue en el tiempo.

Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE MADISON PERU