"Loading..."

Madison Peru

La motivación, el motor de todo buen equipo

La motivación, el motor de todo buen equipo

Hace algunas semanas os hablábamos de motivación y de cómo trabajarla, hoy seguimos reflexionando sobre este tema tan importante e interesante.

El proceso Motivación-Satisfacción tiene una estrecha relación entre el objetivo a buscar, las personas que desempeñan este objetivo y el tipo de motivación a realizar. Vemos que la motivación puede tener tres fases: arranque, desarrollo y mejora; por lo que primero hay que analizar qué motivación es la más adecuada en cada momento para evitar que esta derive en logros no conseguidos o, incluso, en insatisfacción. Debemos ser competitivos pero no asfixiantes;  para ello, los objetivos deben ser exigentes pero conseguibles. Además, todo jefe de equipo debe saber motivar adecuadamente.

La motivación tiene su ciclo de vida, que se puede concretar del siguiente modo: se crea una necesidad, deseo o inconformidad; esto genera una tensión o, como efecto, un comportamiento que puede derivar en frustración y, si conseguimos ejercer una buena motivación, podemos conseguir transformar la tensión en satisfacción y, así, lograr un equilibrio interno derivado de un estímulo, que suele ser el incentivo.

A la persona que cree en su éxito,  no le importa que se le critique, pues siempre lo verá como algo constructivo y activará su afán de mejora.

Durante la fase de detección de necesidades a ser cubiertas, debemos observar cuáles considera prioritarias cada individuo y actuar en consecuencia.

Existen varias teorías al respecto, pero vamos a centrarnos en una,  la pirámide de Maxlow. Además de ser una metodología, pone de manifiesto diferentes maneras de pensar y de actuar para que, de manera consciente, las adaptemos a las diferentes situaciones de nuestra vida. Maxlow en su teoría crea un orden piramidal de necesidades humanas y asegura que conforme se satisfacen las necesidades más básicas el hombre desarrolla necesidades y deseos más elevados.

Esta pirámide parte de las necesidades fisiológicas (cosas tan básicas como el alimentarse, el dormir o la salud) y termina en el reconocimiento y la auto realización. El reconocimiento es la necesidad de estima y el tener cubierta esta necesidad apoya la valoración como individuo y profesional. La auto realización, Maxlow la definió como la motivación de crecimiento o  la necesidad de ser y es la necesidad más elevada.

Al final, los tipos de motivación están ligados directamente a la personalidad de cada una de las personas, y el nivel en el que una persona se encuentra motivada se rige por cómo acepte la medida de motivación implementada, pues si bien la motivación laboral es una de las herramientas más útiles en cualquier trabajo, siempre hay que saber a quién se motiva y cómo.

Las empresas que aplican técnicas de motivación suelen presentar una mejor evolución y progresión en las cuentas resultantes, pues disponen de equipos humanos que rinden más y mejor en sus trabajos, siendo más eficaces y eficientes, en tiempo y forma, además de alcanzar mejor los objetivos y superar en menor tiempo las posibles adversidades. Esto no es sólo un beneficio para la empresa sino también para los propios empleados.

Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE MADISON PERU