"Loading..."

Madison Peru

Storytelling. La importancia del marketing de contenidos

Storytelling. La importancia del marketing de contenidos

Storytelling es “la máquina de fabricar historias y formatear las mentes”. Christian Salmon

La forma de comunicarnos ha cambiado al igual que lo han hecho los consumidores. Hoy en día, la nueva forma de hacer marketing pasa por utilizar medios y métodos encaminados a conseguir la vinculación directa del cliente con la marca. Para conseguir esto, las marcas tienen que saber escuchar a sus públicos y generar así una experiencia acertada , ya que no se trata de contar al público las nuevas propiedades del producto, sino de crear un vínculo emocional en base a ellos.

El storytelling surgió en los años 90 en Estados Unidos. Evolucionó hasta convertirse en un instrumento para transmitir historias sobre la marca y que nuestros clientes la puedan recordar fácilmente y sentirse identificados con ella.

La idea fundamental de esta forma de hacer marketing es crear un buen contenido para llegar al cliente y engancharlo a través de las emociones. Para conseguirlo generaremos experiencias interactivas y un contenido relevante y útil.

Beneficios de usar el Storytelling en una campaña publicitaria:

  • Son duraderas gracias a los vínculos emocionales.
  • Fáciles de recordar y de compartir por lo que el cliente se convierte en el principal prescriptor de la marca.
  • Atrae a nuevos consumidores a través del “boca a boca”.
  • Fomenta la persuasión y la empatía mediante las historias o moralejas.
  • Dependiendo de los medios que utilicemos la campaña no tiene porque ser muy costosa. En la actualidad cada vez se habla más del Social Storytelling, que no es más que contar estas “fascinantes” historias usando medios sociales, como por ejemplo, el caso de Verti y los Pérez Oso . Lo más interesante sería combinar las plataformas sociales con las tradicionales.

Para que la idea funcione la historia tiene que tener una estructura bien definida, tintes de realidad y ser coherente, además de relacionarse con un mensaje de marca positivo. Esta realidad debe estar interpretada por un personaje  con el que el cliente se identifique así el público objetivo capta el mensaje que la empresa quiere transmitir y siente afinidad.

Para conseguir esto, la narración puede ser en primera persona si queremos que nuestra historia sea contada de forma testimonial; en tercera persona si necesitamos que los hechos sean contados como experiencias objetivas; y, si nuestra idea es muy compleja, usaremos el estilo periodístico o la metáfora para facilitar la comprensión.  

Y vosotros, ¿pensáis que es importante para una marca tener una buena historia?

Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE MADISON PERU